• Mamá Práctica

¿Vale la pena invertir en alimentos orgánicos?



Comprar alimentos orgánicos es uno de los temas de lo que más les preocupa a la mamás.

Consumir carnes, pollo y huevo puede darnos miedo por la adición de hormonas que pueden tener; consumir frutas y verduras que puedan contener pesticidas o ser modificadas genéticamente también nos hacen dudar sobre si siguen siendo alimentos nutritivos.


¿Pero realmente debemos consumir alimentos orgánicos?


Antes de dar una recomendación es importante definir el término ORGANICO. Para que un alimento sea orgánico éste debe ser cultivado, cuidado y procesado utilizando métodos naturales, no debe contener pesticidas ni aditivos químicos, no debe ser modificado genéticamente ni contener residuos de antibióticos y hormonas.

 

En México NO existe una regulación como tal por lo que no podemos asegurar que un producto mexicano realmente sea orgánico, sin embargo la mayoría de los productores pertenecen a las micro-empresas y éstas suelen cuidar su producción. Los alimentos que encontramos en los supermercados con el sello de USDA son importados por lo que la variedad de productos es limitado y su costo puede ser muy elevado.


El contenido nutrimental de éstos alimentos suele ser muy parecido al de los alimentos no orgánicos; sólo se ha visto que las verduras y frutas orgánicas tienen mayores antioxidantes como vitamina C, polifenoles y flavonoides, y minerales que las convencionales. Lo que si suele ser diferente es el procesamiento, en donde los alimentos orgánicos son cultivados y procesados de una manera más natural y limpia. Es importante mencionar que al no contener aditivos el sabor puede ser diferente, el tamaño y la forma pueden no ser la estándar (que hay en el supermercado) y pueden durar menos tiempo por la falta de conservadores. 


Existe una lista llamada los “12 vegetales más sucios” que son algunos que se han seleccionado por estar más contaminados o por contener más pesticidas. estos son los alimentos que sí recomendamos comprar orgánicos.



También existe una lista de los “15 alimentos más limpios” que por su naturaleza y tipo de cultivo no se contaminan tan fácilmente; no vale la pena invertir en estos alimentos para comprarlos orgánicos.


En cuanto a los productos de origen animal (pollo, carne, leche y huevos) si recomendamos invertir en su consumo orgánico y de fuentes que aseguren que los animales son alimentados debidamente y tratados en condiciones favorables; al ser de libre pastoreo los animales pueden alimentarse mejor y al estar libres los animales no se estresan y la carne suele ser de mejor calidad.


Los productos orgánicos pueden ser considerados una moda, por lo tanto, decide en qué alimentos si vale la pena invertir. Compra productos locales que puedas conseguir en mercados sobre ruedas, por lo general vienen directo de los proveedores y no requieren de aditivos ni procesamientos para alargar su vida de anaquel como los alimentos del supermercado.


Mamá Práctica 2019. Creado por Wix