REQUERIMIENTOS DE LÍQUIDOS EN LOS NIÑOS



El consumo de agua simple es necesaria para el metabolismo, las funciones fisiológicas normales, puede proporcionar minerales indispensables como el calcio, el magnesio y el flúor, mantiene la temperatura ideal del cuerpo, transporta los nutrientes a las células y elimina los desechos del organismo.


Por ende, tomar agua simple es la mejor forma de hidratar al cuerpo. Según las recomendaciones de bebidas para la población mexicana, se sugiere el consumo diario suficiente y abundante de agua simple.


Es indispensable que formemos el hábito de tomar líquidos sin sabor en los niños desde este momento. 

Las necesidades de agua simple varían según las actividades, el ambiente

y el lugar de residencia de las personas.


En los primeros meses de la alimentación complementaria, la leche materna/fórmula sigue siendo de más del 60% de energía consumida por el niño; por lo tanto la cantidad de líquidos que debe consumir un bebe se logra a través de este consumo de leche. Conforme el consumo de leche va disminuyendo es importante ir reemplazando la cantidad de líquidos que toma el bebe con agua natural.


A partir de los 6 meses el bebé debe tener exposición al agua natural en vaso entrenador para que poco a poco se acostumbre al uso de vaso. Se puede ofrecer entre 2-4 oz de agua natural al día junto con las comidas. En caso de que el bebé presente estreñimiento se deberá ofrecer mayor cantidad de agua al día.


 La recomendación de cantidad de líquidos que debe consumir un niño de 1-3 años es de 1300 ml aproximadamente (5 vasos), Para un niño de 3-8 años es de 1300 ml aprox. (5 vasos) y los niños de 9-12 años deben consumir 1800 ml (7 vasos).


Algunas sugerencias prácticas para aumentar el consumo de agua simple son:

• Acompañar las comidas sólo con agua simple.

• Cuando se consuma agua de fruta o sabor que sea sin azúcar y no fomentar el consumo diario de agua con sabor.

• Ser un ejemplo a seguir: toma agua frente a tus hijos y familia.

• Poner el agua simple al alcance de los niños y ofrecerles a lo largo del día.

Recuerda que en los meses que hace más calor o si sales de viaje algún lugar de calor es normal que los bebes/niños necesiten hidratarse aún más. Recuerda que el único líquido que hidrata es el agua; los refrescos, bebidas energéticas, aguas de sabor y jugos contienen un alto nivel de azúcar y no hidratan nuestro cuerpo. 

Mamá Práctica 2019. Creado por Wix