10 pasos para mejorar la alimentación de tus hijos



Photo by : Jamie Street

a) Establecer horarios de comidas: las comidas deben estar espaciadas entre 2.5 y 3 horas para que se complete la digestión. Es importante no dar alimentos antes de este tiempo. Te recomendamos que no pase menos de 2 hrs ni más de 4 horas entre comida y comida.


b)No presionar: al presionar a os niños para comer creamos tensión, la tensión causa estrés y el estrés suprime el apetito. Además presionar, sobornar o convencer hace que los niños tengan una mala relación con los alimentos.


c) Comer en la mesa y ser consistente con las rutinas: Te recomendamos comer siempre en los lugares que tienes destinados. Este espacio debe ser en un ambiente agradable, relajado y sobre todo cómodo.


d) Comer juntos: comer en familia recalca la importancia que tiene el aspecto social sobre la comida. Podemos al comer en familia dar el ejemplo y sentar las bases de una correcta alimentación.


e) Pon el ejemplo: evita etiquetar a los alimentos como buenos o malos. Permite que te observen comer una dieta variada e invítalos a imitarte.


f) No preguntarles que quieren de comer: Es tu responsabilidad seleccionar los alimentos. Puedes tomar en cuenta sus opiniones pero no debes preparar alimentos que no estén destinados para esa comida. Te recomendamos que todos coman los mismos alimentos que se prepararon para la mesa. Realiza una planeación de menús para así tomar en cuenta los gustos de todos los integrantes de la mesa y asegurarte que siempre habrá al menos un alimentos que todos coman. No des mas de 2 opciones para un tiempo de comida, los niños no tienen todavía la capacidad de elegir y casi siempre te dirán las mismas opciones.


g) Variedad: rota las opciones de alimentos que sí les gustan a tu hijo pero no le ofrezcas siempre lo mismo. Trata de introducir alimentos nuevos alimentos poco a poco.


h) Alimentos preferidos: siempre asegúrate que en tus menús incluyas al menos 1 alimento que si le guste a tu hijo, así te quedarás tranquila de que no se quede sin comer.


i) Utiliza la cena como comodín: observa que alimentos sí consumió a lo largo del día y en la cena ofrécele alimentos del grupo de alimentos que no haya comido o del que creas que le hace falta.


j) Evita distracciones: los niños deben comer activamente y con conciencia; al tener presente la televisión, teléfono, ipad y otras distracciones los niños pueden no concentrarse en su alimentación. El tiempo de comida activo va de 15 a 30 minutos y éste es el tiempo que debemos lograr que centren su atención en la alimentación.


En Mamá Práctica buscamos brindarte las herramientas necesarias para mejorar los hábitos

alimenticios de tus hijos. Te invitamos a visitar en nuestra página el apartado de cursos online, los cuales están realizados especialmente para ti.

Se una #mamapractica

Mamá Práctica 2019. Creado por Wix