TIPS PARA QUE MI NIÑO PICKY SE COMA EL LUNCH QUE LE DAN EN LA ESCUELA


Cada vez son más los kinders y guarderías que ofrecen lunch escolar compartido, por lo que muchas veces no tenemos opción y los niños deben comer el lunch que le dan en la escuela. Esto a muchas mamá les puede parecer buena idea ya que así se despreocupan de lo que tienen que mandar y como nutrióloga creo es una buena oportunidad para que los niños coman diferentes cosas que probablemente las mamás no les mandarían. Sin embargo, otras mamás se pueden estresar acerca del lunch comunal porque tienen un niño picky en casa y saben que no se comerá ese lunch (estas mamás seguro recibirán una nota de la maestra preocupada porque el niño no quiere comer lo que le dan).


Los niños picky pueden ser muy determinantes y muchas veces es difícil convencerlos de probar cosas diferentes a los que están acostumbrados. Uno de los principales problemas con el lunch escolar es que cada día el menú suele ser diferente, además la idea de comer lunch junto con otro niños puede ser estresante para un niño picky por el sobre-estímulo que puede existir y la presión a la cual se puede enfrentar cuando la maestra lo obliga a comer.

¿Que puedes hacer tu como mamá para que tu hijo coma el lunch en la escuela?


Te dejamos estos tips:

1. Investiga que pasa por la cabeza de tu niño a la hora del lunch: tú eres la que mejor lo conoce pero probablemente nunca le hayas preguntado qué es lo que no le gusta del lunch; pueden ser millones de razones: le disgusta el olor, le estresa que lo vean comer, le da miedo probar cosas diferentes, no le gusta como se siente, es decir la textura del alimento, no lo puede masticar… El chiste es que logres investigar la causa por la que no quiere comer. La mejor manera de hacerlo es hablando con tu hijo pero también te recomendamos apoyarte de la maestra ya que ella está justo en el momento viendo al niño. Si crees que necesita apoyo de algún profesional no dudes en tomar una asesoría.


2. Salte de lo ordinario: si la escuela te lo permite puedes mandarle un plato especial de divisiones. A muchos niños picky no les gusta que los alimentos se mezclen y en estos platos podrían separarle los alimentos. Si tu hijo logra comerse el lunch de manera individual cada ingrediente ya es un paso enorme; ejemplo: si hay sandwich de lunch dile a tu pequeño que separe todos los ingredientes y escoja 1-2 para probarlos. Puede ser que se coma solo el pan y deje el relleno (esto es ya un logro).


3. Encuentra una pareja positiva: Pregunta en el salón si existen niños en su clase que tampoco quieran comer el lunch; tiene algún amigo cercano que sí se coma el lunch? Los pequeños a esta edad son muy influenciables, y les encanta jugar es por eso que podrías ponerle retos, ejemplo: decirle que tiene que comer al menos 1 alimento igual que el amigo que sí come normalmente el lunch, o que quede con el amigo que tampoco come el lunch normalmente de probar ciertas cosas juntos. Trata de que el niño lo vea como algo divertido y si puedes involucrar a la maestra pídele que cuando logre el reto le reconozca el logro.


4. Pon metas: la realidad es que tu pequeño no va a empezar a comer de la noche a la mañana; cualquier cambio que realices (ya que conocen la causa) tomará tiempo y debemos entender tanto nosotros con la maestra que los cambios toman tiempo y que es importante reconocer cualquier cambio aunque sea pequeño. Lo ideal es que la meta la ponga tu pequeño para que sea realista y la pueda cumplir; puedes empezar con poner de meta que le de una probada a 1 alimento, al día siguiente que se coma solo 2 bocados de otro alimento… Siempre reconoce el avance de tu chiquito por pequeño que sea.


5. No te desesperes y sigue intentado: Si no sientes apoyo de parte de la maestra y crees que el niño se estresa mucho por que es presionado, pide apoyo a un nivel más superior. Una buena maestra te ayudará con el proceso, pero una maestra que no comprenda puede entorpecer todo el proceso. El proceso puede no ser fácil pero no dejes de intentarlo.


Si esta situación te pasa también en tu casa podemos darte muchos otros tips. Recuerda que detrás de cualquier niño picky hay una causa y que como padres existen muchas cosas que podemos hacer para ayudarlos.

DA CLICK EN ESTE ENLACE

Mamá Práctica 2019. Creado por Wix