FACTORES DE RIESGO QUE AUMENTAN LA PREDISPOSICIÓN A QUE UN NIÑO SEA PICKY


¿Sabías que todo estos pueden ser factores de riesgo que aumentan la predisposición a que un niño sea picky?

• Predisposición genética - variaciones en los genes que gobiernan el sabor y que permiten que algunos niños acepten con más facilidad los sabores amargos y ácidos o tengan mayor preferencia por sabores dulces y salados.

• Dificultades durante la introducción a alimentos sólidos - dificultades para succionar, vómito frecuente, reflujo, problemas sensoriales (no tolerar ensuciarse) y motrices (falta de coordinación ojo-mano, dificultad para tomar los alimentos, problemas de masticación y/o deglución).

• Niños que nacieron prematuros o de bajo peso.

• Ausencia de lactancia materna.

• Introducción tardía a alimentos sólidos (más de 9 meses).

• Técnica incorrecta de alimentación complementaria; no dejarlos auto-alimentarse.

• Poca variedad en alimentos, texturas y preparaciones en sus primeros años de vida, así como la ausencia de progresión en éstos para llegar a la dieta familiar.

• No exponerlos a probar constantemente alimentos nuevos.

• Poca estructura en la alimentación - falta de rutina, horarios y reglas sociales en la mesa.

• Hábitos de alimentación insanos en familiares cercanos (papás y abuelos).

Antecedentes maternos de ansiedad, historia de dietas y problemas con la imagen corporal.


Ser un Picky eater (melindroso) va más allá de no gustarles ciertos alimentos. Generalmente esta asociado a problemas sensoriales o motores que impiden que los niños disfruten como cualquier otro el momento de comer.

Si tienes un niño picky en casa te recomendamos nuestro curso. En donde juntas te ayudaremos a que tengas todas las herramientas para que tu y tu hijo puedan salir adelante.

CURSO PICKY EATERS

Mamá Práctica 2019. Creado por Wix