¿CÓMO SOBREVIVIR A UN LARGO VIAJE CON TUS PEQUEÑOS?




Ya sea en avión o en coche viajar con niños puede ser muy pesado. Si para nosotros los adultos suele ser desesperante estar tanto tiempo sin actividad, lo es más para ellos, ya que a esa edad es difícil que se contengan por tiempos prolongados. Cuando el momento o la circunstancia no permite que los niños estén en movimiento debemos entretenerlos con actividades de concentración que los reten y estimulen su cerebro, memoria e imaginación al mismo tiempo. Utilizar la comida/snack como actividad es una manera de involucrarlos en actividades que no requieren mucho movimiento y que pueden mantenerlos entretenidos.

Te enlistamos algunas ideas y actividades que involucran alimentos y que puedes preparar para llevarte al viaje. :

• Prepara una lonchera con diferentes alimentos: Utiliza tu imaginación para cortarlos de maneras divertidas. Puedes llevar los ingredientes separados y pedirles que preparen sus alimentos, ejemplo: puedes llevar hojas de lechuga o jícama en rebanadas delgadas, varios ingredientes y pedirles que hagan unos tacos. Te recomendamos llevar alimentos que sean prácticos para comer (que no chorren) y comprar las loncheras tipo bento que son aquellas que tienen divisiones. Puedes llevar palitos de brochetas y pedirles que realicen brochetas con verdura o fruta.

• Dippear: Es otra actividad que les encanta y que permiten que alarguen el tiempo de comida. Utiliza distintos recipientes o las loncheras tipo bento para llevar diferentes toppings (palitos de verduras, pretzels, galletas saladas, palitos de pan, tostadas, etc...) así como diferentes dipps (jocoque, hummus, guacamole, pesto, dipp de cebolla, dipp de queso, chamoy, etc…).

• Concurso de preparación de sandwiches previo a la salida del viaje. En casa coloca una barra de ingredientes variados, con los utensilios para trabajarlos y manejarlos, y pide a cada uno que realice un sandwich que incluya un producto de cada uno de los 5 grupos de los alimentos. Envuélvelos en papel aluminio, con una servilleta y en una bolsa hermética o recipiente.

• Los famosos collares de cereal que hacíamos de pequeños en las fiestas infantiles ayudan con la motricidad fina, te recomendamos utilizar el cereal cheerios amarillo. Si tu hijo aún es muy pequeño para trabajar con un listón o agujeta puedes llevar una botella de agua vacía y que coloquen dentro los cereales (esto también puedes hacerlo con blueberries o edamames). También puedes en el recipiente donde hayas guardado los cereales colocar una bola de plastilina con un popote o palito al centro y pedirles que inserten los cereales; estas actividades también puedes realizarlas con pretzels, zanahorias cortadas en rodajas sin el centro y algunas frutas deshidratadas con centro hueco.

• Puedes utilizar templates o libros específicos (como el que recomendamos en la entrada a nuestro blog de actividades) los cuáles tienes espacios para rellenar con alimentos de forma redonda los patrones o dibujos (blueberries, chícharos, arándanos…)

• Guarda en un recipiente plastilina comestible (receta en nuestro recetario) y diferentes cortadores de galleta para que se diviertan haciendo figuras, sin preocuparte si se la comen.

• Para los mas pequeños puedes preparar bolsas de texturas colocando diferentes ingredientes en bolsas, por ejemplo: nueces y semillas, harina, lentejas, pasta, arroz, frijoles, quinoa. Estas bolsas permitirán que jueguen por largo rato.

Tienes actividades que hayas realizado con tus hijos para entretenerlos durante algún viaje? Compártelas con las mamas de nuestras redes en @mama_practica y formemos comunidad.

Mamá Práctica 2019. Creado por Wix